Tinnitus2

TINNITUS

El tinnitus es cuando sientes un sonido de timbre u otros ruidos en uno o en ambos oídos. El sonido que sientes cuando tienes tinnitus no es externo y otras personas no lo escuchan. El tinnitus es un problema común. Afecta a entre un 15 y un 20 por ciento de la población y es particularmente común en adultos mayores.

El tinnitus es causado generalmente por una afección subyacente, como la pérdida auditiva relacionada con la edad, una lesión del oído o un trastorno del aparato circulatorio. Para muchas personas, el tinnitus mejora con el tratamiento de la causa subyacente o con otros que reducen o tapan el ruido, lo que hace que el tinnitus se perciba menos.

Síntomas

El tinnitus se describe, por lo general, como un zumbido en los oídos, aunque no exista una fuente de sonido externa. Sin embargo, el tinnitus puede causar otros tipos de ruidos imaginarios en los oídos:

  • Zumbidos
  • Rugidos
  • Chasquidos
  • Siseos
  • Murmullos

En la mayoría de las personas con tinnitus, este es subjetivo, es decir que solo lo escucha esa persona. El ruido del tinnitus puede variar de tono, desde un rugido bajo hasta un chillido alto, y se puede oír en uno o en ambos oídos. En algunos casos, el sonido puede ser tan alto que puede interferir en tu capacidad de concentración o de oír un sonido externo. El tinnitus puede estar presente todo el tiempo o puede ser intermitente.

Rara vez el tinnitus puede ocurrir en forma de pulso rítmico o de sonido silbante y, con frecuencia, a tiempo con los latidos del corazón. Se lo denomina tinnitus pulsátil en estos casos. Si tienes tinnitus pulsátil, el médico podría oírlo cuando te examine (tinnitus objetivo).

Consulta con tu médico lo antes posible si sucede lo siguiente:

  • Tienes pérdida auditiva o mareos además de tinnitus.
  • Tienes ansiedad o depresión como consecuencia del tinnitus.

Causas frecuentes del tinnitus

En muchas personas, el tinnitus se debe a una de las siguientes causas:

  • Pérdida auditiva. Hay células pilosas pequeñas y delicadas en el oído interno (cóclea) que se mueven cuando llegan ondas sonoras. Este movimiento provoca que se envíen señales eléctricas a través del nervio desde el oído hasta el cerebro (nervio auditivo). El cerebro interpreta estas señales como sonidos.Si los cilios auditivos del oído interno se doblan o se quiebran (esto sucede con los años o cuando hay mucha exposición a ruidos fuertes), pueden provocar la «fuga» de impulsos eléctricos al cerebro sin motivo, lo que causa el tinnitus.
  • Infección de los oídos u obstrucción del conducto auditivo. Los conductos auditivos se pueden bloquear si se acumula líquido (infección de oído), cera, suciedad u otros materiales extraños. Una obstrucción puede modificar la presión en el oído y provocar tinnitus.
  • Lesiones en la cabeza o el cuello. Un traumatismo de la cabeza o del cuello puede afectar el oído interno, los nervios auditivos o la función del cerebro vinculada a la audición. Estas lesiones suelen causar tinnitus en un solo oído.
  • Medicamentos. Muchos medicamentos pueden causar o empeorar el tinnitus. Por lo general, mientras más altas son las dosis de estos medicamentos, peor es el tinnitus. A menudo, el ruido no deseado desaparece cuando se suspende el uso de estos medicamentos.Entre los medicamentos que causan tinnitus se encuentran los fármacos antiinflamatorios no esteroideos y algunos antibióticos, fármacos contra el cáncer, diuréticos, medicamentos contra la malaria y antidepresivos.

Otras causas frecuentes del tinnitus

Otras causas menos comunes del tinnitus son otros problemas del oído, afecciones de salud crónicas y lesiones o enfermedades que afectan los nervios del oído interno o el centro auditivo del cerebro.

  • Enfermedad de Ménière. El tinnitus puede ser un indicador temprano de la enfermedad de Ménière, un trastorno del oído interno que puede causar la presión anormal del líquido ótico.
  • Disfunción de la trompa de Eustaquio. En esta afección, la trompa del oído que conecta el oído medio con la parte alta de la garganta permanece expandida en todo momento, lo que puede hacer que el oído se sienta tapado.
  • Cambios en la cadena de los huesecillos del oído. La rigidez de la cadena de los huesecillos del oído medio (otosclerosis) puede afectar la audición y producir el tinnitus. Esta afección, causada por un crecimiento anormal de los huesecillos, tiende a ser hereditaria.
  • Espasmos musculares en el oído interno. Los músculos del oído interno pueden ponerse tensos (espasmo), lo que causa tinnitus, pérdida de audición y sensación de taponamiento en el oído. Esto sucede algunas veces sin motivo, pero también puede ocurrir por enfermedades neurológicas, incluida la esclerosis múltiple.
  • Trastornos de la articulación temporomandibular. Los problemas con la articulación temporomandibular, la articulación ubicada a cada lado de la cabeza delante de las orejas (donde la mandíbula se junta con el cráneo) pueden causar tinnitus.
  • Neurinoma del acústico y otros tumores de cabeza y cuello. El neurinoma del acústico es un tumor no canceroso (benigno) que se desarrolla en el nervio craneal que va desde el cerebro hasta el oído interno y que controla el equilibrio y la audición. Otros tumores de cabeza, cuello o cerebro también pueden causar tinnitus.
  • Trastornos de los vasos sanguíneos. Las afecciones en los vasos sanguíneos (como la ateroesclerosis, la presión arterial alta o los vasos sanguíneos defectuosos o malformados) pueden causar que la sangre se mueva por las venas y las arterias con más fuerza. Estos cambios en el flujo de sangre pueden provocar el tinnitus o hacer que este se perciba aún más.
  • Otras afecciones crónicas. Afecciones como la diabetes, los problemas de tiroides, las migrañas, la anemia y los trastornos autoinmunitarios, como la artritis reumatoide y el lupus, se han relacionado con el tinnitus.

About the Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like these